Plataforma Argentina contra la Impunidad
Justicia

El caso Adolfo Scilingo - Claves de la acusación

Jueves 17 de marzo de 2005.

La Asociación Argentina Pro Derechos Humanos- Madrid, Acusación Popular nº 4 en el juicio que se ha celebrado en la Audiencia Nacional española, ha solicitado una sentencia condenatoria para el ex capitán de corbeta Scilingo por crímenes contra la humanidad y pertenencia a organización criminal basada en el derecho internacional de los derechos humanos. En el escrito que sigue se extractan algunos aspectos esenciales de la acusación, presentada y fundamentada de forma oral y escrita.

¿Por qué se ha recurrido a estas figuras jurídicas?

· La naturaleza generalizada y sistemática de las violaciones de derechos humanos, cometidas en Argentina durante los gobiernos militares de 1976 a 1983 contra la población civil las convierte en crímenes contra la humanidad. En el informe oral y en el escrito de calificación definitiva de esta acusación, se desarrolla la tipificación de cada uno de estos delitos y se presentan las causas y sentencias desde Nüremberg hasta la fecha, que constituyen el cuerpo jurídico del derecho internacional de los derechos humanos.

¿Existió en Argentina una agresión sistemática y a gran escala contra la población civil?

· De las pruebas practicadas se conoce que la agresión fue sistemática, así lo determina la Causa 13, pero además ha quedado acreditada la existencia de un Plan en base a las órdenes, decretos y directivas obrantes en Autos. Especial hincapié merecen las Órdenes Secretas, todas ellas obrantes también en Autos.

En el sentido de la existencia del plan sistemático, depusieron tanto el fiscal Hugo Cañón, como el fiscal Strassera.

· En cuanto a la gran escala, hay que decir que el número de víctimas fue tan grande que escandaliza, lo fue en toda la República Argentina y abarcó a todos los sectores de la sociedad.

· No hay dudas aquí de que las muertes, desapariciones forzosas y torturas cometidas en Argentina durante la última dictadura militar fueron cometidas específicamente contra la población civil, siéndolo además a manos de quienes se consideraban miembros de un ejército en operaciones. La Sentencia de la Causa 13/84 dio por probado que aproximadamente el 70% de las víctimas fueron civiles, quienes fueron víctimas de los Grupos de Tareas, lo fueron en su lugar de trabajo o en su residencia habitual. En el caso concreto de la ESMA, su finalidad de exterminio queda en evidencia si recordamos que prácticamente el 98% de los detenidos arbitrariamente que pasaron por este campo, fueron exterminados.

¿Están los Estados obligados a la persecución penal de este tipo de delitos?

· Los Estados miembros de las Naciones Unidas tienen la obligación de aplicar el Estatuto de Nüremberg y la doctrina emanada de su sentencia y, como ya mencionó la fiscalía española en el juicio, los Principios de Nüremberg.

En el caso español además, la primacía del derecho internacional sobre el derecho interno viene dada por los artículos 10 y 96 de la Constitución española de 1978.

El artículo 10.2 de la Constitución establece que "las normas relativas a los derechos fundamentales y a las libertades que la Constitución reconoce se interpretarán de conformidad con la Declaración Universal de Derechos Humanos y los Tratados y Acuerdos Internacionales sobre las mismas materias ratificados por España".

A su vez, el artículo 96.1 dice que "Los Tratados Internacionales válidamente celebrados, una vez publicados oficialmente en España, formarán parte del ordenamiento interno. Sus disposiciones sólo podrán ser derogadas, modificadas o suspendidas en la forma prevista en los propios Tratados o de acuerdo con las normas generales del Derecho Internacional".

¿Por qué el capitán Adolfo Sclingo es responsable por actos que constituyen crímenes contra la humanidad?

· Esta acusación fundamenta la responsabilidad penal individual del acusado Adolfo Scilingo, sobre la base de su participación en la ejecución del plan común que tenía por finalidad delictiva la comisión de crímenes contra la humanidad, y ello en el marco de la ESMA, y, dentro de la ESMA, del Grupo de Tareas, el cual constituye una organización criminal en los términos de la doctrina de Nüremberg. El capitán de corbeta Adolfo Scilingo, en su Declaración ante el Juez Titular del Juzgado Central de Instrucción Nº 5 de la Audiencia Nacional española, manifestó haberse ofrecido como voluntario para integrar el Grupo de Tareas, que operaba dentro de la Zona de Comando Nº 1 de las fuerzas represivas argentinas.

Precisamente, la acusación contra el ex capitán A. Scilingo surge por su participación voluntaria en un grupo de tareas cuyas acciones fueron declaradas como criminales por la propia justicia argentina en la sentencia de la Causa 13/84; es incuestionable la pertenencia del Capitán Scilingo a dicho grupo, no sólo como integrante de la Armada Argentina, sino a título personal y voluntario y al margen de la propia estructura orgánica militar, siendo la operatividad de dicho Grupo de Tareas manifiestamente clandestina e ilegal, y aceptando todos sus integrantes de manera voluntaria las normas operativas del mismo. Él declara concretamente que existía una doble cadena de mando, la ordinaria de la jerarquía militar (ESMA) y la "operativa" que es clandestina: la del Grupo de Tareas.

La mencionada causa acredita como hechos probados, integrándolos en la sentencia con carácter de tales, la desaparición, detención ilegal y torturas de más de 300 casos imputables al mencionado grupo de tareas, que demuestran la volunta de cometer, previa a su planificación, toda una serie de crímenes contra la humanidad, que según las propias declaraciones del capitán Adolfo Scilingo, son 4.400 víctimas.

· Tiene también responsabilidad penal sobre la base del principio de la responsabilidad del mando, según el derecho internacional. De la declaración voluntaria del Capitán de Corbeta Adolfo Scilingo, así como de las demás pruebas documentales aportadas, puede afirmarse que Adolfo Scilingo conoció y debió haber conocido como integrante de la plana mayor de la ESMA, que el personal bajo su autoridad o mando directo cometió actos que constituyen crímenes contra la humanidad, y que no impidió, ni investigó ni castigó tales actos.

· En la medida en que el ejército argentino se consideraba un ejército en operaciones y en "guerra contra la subversión", tal cual se desprende además de la serie de órdenes secretas aportadas en el sumario, todos sus miembros se hallaban ya entonces vinculados por las leyes y usos de la guerra y las Convenciones de Ginebra de 1949, las cuales habían sido ratificadas por el Estado argentino en fecha de 18 de septiembre de 1956. Esto quiere decir que el acusado Scilingo ni siquiera cumplió con las obligaciones derivadas del artículo 3 común de las Convenciones de Ginebra respecto del trato mínimo a garantizar a las personas objeto de protección por parte del mismo, trátese de prisioneros de guerra, trátese de población civil. Este extremo lo reconoce el propio acusado en sus declaraciones.

¿Qué acusaciones han solicitado una condena por crímenes contra la humanidad, fundamentada en el derecho internacional humanitario?

·Los letrados Antonio Segura, Virginia Díaz y Enrique Santiago en representación de las acusaciones populares Asociación Argentina Pro Derechos Humanos - Madrid, Izquierda Unida y la particular Graciela Palacio de Lois han fundamentado sus acusaciones en el derecho internacional de los derechos humanos y han solicitado condena por crímenes contra la humanidad y pertenencia a organización criminal, adhiriéndose estas dos últimas al escrito de calificaciones definitivo presentado por la AAPDH-M. El resto de acusaciones elevó a definitivas las conclusiones de su escrito provisional de 2003, con leves modificaciones que no afectan a la calificación de los hechos basada en el derecho interno español.


Firmas: 0

Foro

Fecha Nombre Mensaje