Plataforma Argentina contra la Impunidad
Otros temas

Uruguay - Tabaré anuncia dónde están los restos de los desaparecidos

Martes 9 de agosto de 2005.

El presidente uruguayo dijo que hay un "99 por ciento de posibilidades" de que estén en un batallón militar, en Canelones. Lo hizo tras recibir un informe de los militares sobre el destino de los desaparecidos.

El presidente uruguayo, Tabaré Vázquez, anunció ayer que informes militares dan un 99 por ciento de seguridad de que los restos de María Claudia García, la nuera del poeta argentino Juan Gelman, están sepultados en el predio del Batallón 14, en Canelones, donde hoy comenzarán excavaciones. Vázquez formuló esta declaración en una conferencia de prensa tras recibir el informe de los jefes de las tres ramas de las FF.AA. con datos sobre el destino de los detenidos desaparecidos durante la dictadura en Uruguay (1973-85).

"Vamos a dilucidar, cerrar, terminar con esta herida que tiene la sociedad uruguaya", dijo el presidente, flanqueado por los comandantes de las fuerzas. "Ha sido un trabajo muy serio, responsable, intenso, que nos pone en la seguridad de un 99% sobre dónde estaría el cuerpo de Claudia García de Gelman, y es altamente probable que también estén en ese lugar los de otros desaparecidos", agregó, sobre el informe que les había exigido.

La ley vigente en Uruguay impide juzgar a los militares por las desapariciones, pero no investigar qué pasó con los desaparecidos. "Los cuerpos de las dos personas desaparecidas de dependencias de la Fuerza Aérea, estarían en una chacra privada, perfectamente identificados", dijo Tabaré Vázquez. Cuando le pidieron los nombres, Tabaré lo consultó al comandante de la Fuerza Aérea y respondió: "Alpino Vega y Chávez Sosa".

"Quiero expresar mi agradecimiento a los comandantes por su trabajo, su adhesión, y su respeto a la Constitución, que nos permite llegar a este momento histórico para cerrar una herida abierta de la sociedad uruguaya", dijo.

Todo había comenzado a las 18.30 cuando los autos de los tres comandantes de las Fuerzas Armadas comenzaron a llegar a la que fuera residencia presidencial, ahora oficina del presidente, Tabaré Vázquez ya sabía lo que iba a recibir. Pero tomar el documento de mano de los mandos era una liturgia necesaria para revestir de institucionalidad el acto.

A pesar del hermetismo sobre el contenido del documento, en el círculo más próximo a Tabaré nadie esperaba una sorpresa, o un punto desagradable. Es que el abogado Gonzalo Fernández, hoy secretario del mandatario, y que lo representara en la denominada Comisión para la Paz que instituyó el ex presidente Jorge Batlle, tuvo a su cargo redactar la información proveniente de los ámbitos uniformados, dijeron a Clarín fuentes del gobierno.

La intención era hacer coincidir la nueva información castrense, en todos sus detalles, con los documentos emanados oficialmente de la Comisión para la Paz, sobre el tema desaparecidos.

Según los informantes, el documento que recibió Tabaré ayer de tarde, estaba estructurado en tres capítulos, uno con la visión militar de por qué ingresaron las Fuerzas Armadas a la "guerra contra la sedición", a principios de los 70; otro apartado que refiere a los casos de los desaparecidos; y un tercero con todo el episodio que involucró a Claudia García de Gelman, y a su hija, Macarena, nacida durante su cautiverio en noviembre de 1976.

De los 26 desaparecidos que registran los documentos oficiales, 21 eran miembros del Partido Comunista; dos del Movimiento de Liberación Nacional-Tupamaros; uno del Movimiento 26 de Marzo escindido de los Tupamaros; uno asesinado por cuestiones financieras y no políticas en los días previos al golpe de Estado del 27 de junio de 1973; y otro del Partido por la Victoria del Pueblo, la maestra Elena Quinteros, secuestrada de los jardines de la embajada de Venezuela.

Según las informaciones a las que Clarín pudo acceder, de los 26 desaparecidos, 23 son responsabilidad de operaciones realizadas por el Ejército, dos de la Fuerza Aérea, y uno de la Armada, Héctor Castagneto, el caso no político ocurrido previo al golpe.

Los tres mandos que firman el documento son el jefe del Ejército, Angel Bertolotti, el de la Fuer za Aérea, Enrique Bonelli, y el de la Armada, Tabaré Daners. Las fuentes dijeron que Daners se negaba a aceptar que la Armada tuviera responsabilidad en una desaparición, pero finalmente debió admitir que la desaparición de Castagneto, aunque se tratara de una cuestión financiera, fue producto de la actividad de oficiales de la fuerza de mar.

Zelmar Lissardy. MONTEVIDEO. ESPECIAL PARA CLARIN


Firmas: 0

Foro

Fecha Nombre Mensaje