Plataforma Argentina contra la Impunidad
Derechos Humanos

Identificaron otro cuerpo enterrado en una fosa común en San Vicente

Viernes 2 de septiembre de 2005.

Pertenece a Alejandro Alvarez Rodríguez, militante del PRT asesinado por el Ejército en agosto de 1976. Es el octavo desaparecido que recupera su identidad en ese cementerio cordobés gracias al trabajo realizado por el Equipo de Antropología Forense y el Laboratorio de Inmunogenética.

Alvarez Rodríguez había sido enterrado como NN en una fosa común en el cementerio de San Vicente. Por Camilo Ratti Desde Córdoba

En el marco de las investigaciones que lleva adelante el juzgado federal 3, a cargo de Cristina Garzón de Lascano, ayer se identificó el cuerpo de Alejandro Alvarez Rodríguez, militante del Partido Revolucionario de los Trabajadores (PRT) asesinado por el Ejército el 13 de agosto de 1976 en un paraje cercano a Capilla del Monte, en las sierras de Córdoba, y enterrado como NN un día después en una de las fosas comunes del cementerio San Vicente de la capital cordobesa. Es el octavo desaparecido que recupera su identidad luego del trabajo realizado por el Equipo Argentino de Antropología Forense (EAAF) y el Laboratorio de Inmunogenética y Diagnóstico Molecular (Lidmo). Aunque la Justicia ya está en condiciones de entregar los restos a sus familiares, hasta ayer no había podido localizarse a una de sus hijas, que vive en Capital Federal, a quien se le realizó la muestra de ADN que confirmó el hallazgo.

Cuando todavía suenan los ecos por la identificación de la monja francesa Leónie Duquet, realizada en el cementerio General Lavalle, en la provincia de Buenos Aires, el EAAF y Lidmo lograron identificar el octavo cuerpo de un desaparecido enterrado en una de las fosas comunes del cementerio San Vicente de Córdoba.

Se trata de Alejandro Alvarez Rodríguez, militante del PRT, que a los 29 años fue asesinado por efectivos del Ejército y de la policía de Córdoba el 13 de agosto de 1976, en el paraje conocido como Quebrada de la Luna, cerca de Capilla del Monte, una localidad del valle de Punilla ubicada a 150 kilómetros de la capital cordobesa.

Según consta en la instrucción judicial, en el libro de la morgue el cadáver ingresó a la 0 y tres minutos del 14 de agosto, un día después del crimen. Lo hizo como NN y fue inhumado por personal del Ministerio de Bienestar Social de la provincia el 27 del mismo mes a las 23, es decir, fuera del horario habitual para este tipo de tareas.

Aunque en aquellos años el Ejército presentó el caso como un "enfrentamiento con la guerrilla, en el cual murieron dos delincuentes subversivos" -metodología utilizada habitualmente para blanquear sus crímenes-, las pericias efectuadas por el EAAF aseguran que la causa de muerte de Alvarez se produjo por múltiples impactos de bala, que ingresaron en el cráneo, tórax y fémur.

La confirmación de que el cuerpo encontrado por los forenses pertenecía a Alvarez, porteño de nacimiento, llegó luego de un análisis de ADN que el Lidmo le realizó a una de las hijas de esta persona. La misma que hasta el momento no se presentó ante la Justicia a retirar los restos de su padre. "Alvarez ya está inscripto en el Registro Civil como fallecido, no es más un desaparecido, por lo que estamos esperando que los familiares se hagan presentes para retirar sus restos", dijo a Página/12 Martín Fresneda, abogado de HIJOS, quien participa como querellante en la causa caratulada "Averiguación de enterramientos clandestinos", que se tramita en el juzgado de Garzón de Lascano.

Fresneda destacó que en este mismo operativo, ordenado por el Tercer Cuerpo de Ejército que comandaba Luciano Benjamín Menéndez, las fuerzas de seguridad asesinaron también a Ricardo Alberto Franchi, compañero de Alvarez en esta organización. "Como su cuerpo fue ingresado a la morgue e inhumado en la misma época, pensamos que sus restos pueden estar entre los que fueron exhumados por los forenses y podría ser identificado pronto", advirtió a una fuente a este diario. Habrá que esperar.


Firmas: 0

Foro

Fecha Nombre Mensaje