Plataforma Argentina contra la Impunidad
Justicia

Ex agente de inteligencia amplió su declaración ante la justicia española

Sábado 13 de mayo de 2006.

El ex agente de inteligencia Ricardo Oliveros volvió a declarar ayer ante la justicia española. Dibujó la posible ubicación de tumbas de desaparecidos y ofreció nombres. Testigos marplatenses prestarán declaración por videoconferencia.

Oliveros reveló nombres y ubicó tumbas de desaparecidos

El ex agente de inteligencia del Ejército Ricardo Oliveros (52), quien se desempeñó en Mar del Plata durante la última dictadura militar, reveló ayer a la Justicia de España la presunta ubicación de tumbas de desaparecidos y mencionó a un militar como presunto responsable de haber cavado esas fosas.

Asimismo, admitió que durante el tiempo en que trabajó para el ejército, él era el responsable de llevar los legajos de personas desaparecidas.

Según pudo saber DyN de fuentes judiciales españolas, Ricardo Oliveros declaró que un suboficial, al que identificó como Nicolás Cafarelo, supuestamente le confesó haber hecho el pozo para la tumba clandestina, de la cual el ex espía dibujó un plano de localización y se lo entregó al juez.

El ex agente de inteligencia militar confió que su trabajo en el Ejército consistía en llevar los legajos de desaparecidos y reveló que dos mujeres de Mar del Plata desaparecidas desde la dictadura, Mercedes Longo y otra de nombre Silvia, estarían enterradas en ese punto de Mar de Cobo, unos 20 kilómetros al norte de la ciudad.

Oliveros fue detenido en febrero último en el pueblo español de Mojacar por pedido de la Justicia argentina, que finalmente no ratificó esa solicitud, basada en una causa por robo con intimidación, y el ex agente quedó en libertad dispuesta por el juzgado central número cuatro de Madrid.

Pero como en su declaración dijo que en Argentina había sido agente civil de Inteligencia del Ejército desde 1977, fue citado a declarar en la causa contra la dictadura militar que tramita el juzgado de instrucción 5 de la Audiencia Nacional, antes a cargo de Baltasar Garzón y ahora de Fernando Grande Marlaska.

Ayer se llevó a cabo en Madrid la segunda audiencia de declaración como imputado ante Grande Marlaska y allí Oliveros, según las fuentes, se mostró nervioso ante las preguntas del magistrado y de los abogados de la acusación Juan Puig y Carlos Slepoy, por lo que terminó revelando los datos antedichos.

Sobre la persona que identificó como Cafarelo, añadió que era el chofer del general Alfredo Arrillaga, quien se desempeñó en esta ciudad.

Además, cuando le mostraron fotos de supuestos ex torturadores identificó a uno conocido por el apodo de "Charly", que según varios sobrevivientes sería un suboficial de la Fuerza Aérea con actuación en el centro clandestino de detención "La Cueva", que funcionó en la Base Aérea de esta ciudad, y más tarde destinado a la X Brigada Aérea de Córdoba.

Cabe señalar que el mencionado "Charly" fue detenido el año pasado por orden de la Justicia Federal de Mar del Plata. Ello respondió a que varias mujeres que estuvieron detenidas en la Base Aérea indicaron que dicho suboficial -cuyo apodo responde a un notorio parecido físico con Charles Bronson- las había violado durante su cautiverio.

Luego de la audiencia, Oliveros quedó en libertad aunque imputado en la causa por los delitos de "genocidio, terrorismo, y torturas", mientras los abogados de la acusación anticiparon a DyN que pedirán al juez que cite a varias personas domiciliadas en Mar del Plata para que declaren por video conferencia.

Entre otros posibles citados a testificar estarían Julio D’Auro, Pablo Mancini, Marcos Verde, y María Luisa de Toledo, madre de Jorge Alberto Toledo, desaparecido desde 1977. Todos ellos conocieron a Oliveros y serían sometidos a un careo.

Las acciones de Oliveros son muy conocidas en Mar del Plata. En 2000 estuvo medio año preso por "coacción agravada" y cuando lo detuvieron se le secuestraron armas y carpetas con informes de inteligencia de distintos grupos políticos y sociales.

Ya en 1999 había saltado a la fama mediática porque ingresó a punta de pistola a la Catedral marplatense, encabezando una patota, y desalojó a golpes a un grupo de piqueteros que mantenían una vigilia en el templo reclamando puestos de trabajo".


Firmas: 0

Foro

Fecha Nombre Mensaje