Plataforma Argentina contra la Impunidad
Justicia

Ex dictador uruguayo entre rejas

Jueves 23 de noviembre de 2006.

Uruguay celebro un gigantesco paso en el terreno de la justicia, la cual determinó la prisión para el hasta ahora impune ex dictador Juan María Bordaberry y su canciller, Juan Carlos Blanco.

Una mezcla de alegría y tristeza se confunde entre muchos uruguayos. Alegría por ver tras rejas a dos personajes repudiados por la mayoría de la sociedad; tristeza porque emergieron los duros recuerdos de la dictadura y la memoria de quienes no vivieron para ver este momento. La prisión de ambos personajes obedece a la investigación de los asesinatos en Buenos Aires, de los legisladores uruguayos Zelmar Michelini y Héctor Gutiérrez Ruiz y de los militantes tupamaros Rosario Barredo y William Withelau.

El operativo coordinado por fuerzas uruguayas y argentinas se desató el 18 de mayo de 1976, deteniendo a cada una de las víctimas. Todos fueron salvajemente torturados y finalmente ejecutados. Sus cuerpos aparecieron el 20 de Mayo en un auto abandonado en Buenos Aires. Tiempo antes, cerrándoles la salida de la capital porteña, la dictadura de Juan María Bordaberry a través del canciller Juan Carlos Blanco canceló la validez de los pasaportes de los dos legisladores. El crimen se venía preparando. Luego de llegados los cuerpos a Uruguay, el entierro de los mismos se tradujo en otro episodio de represión sobre los asistentes en los cementerios. Incluso el entonces coronel Alberto Ballestrino no permitió poner la bandera uruguaya sobre el féretro de Gutiérrez Ruiz, gesto que le valió la felicitación del dictador. Vuelta la democracia, el entramado de impunidad tejido para los militares también amparó a los civiles.

Así fue que el gran director de orquesta de la impunidad, el ex presidente Julio Ma. Sanguinetti incluyó los casos en la Ley de Caducidad o Impunidad. Cómplices de su actitud fueron los también ex presidente Luis Alberto Lacalle y Jorge Batlle. Bordaberry se sentía seguro. La impunidad comenzó a desmoronarse con la llegada al gobierno del Frente Amplio y el Dr. Tabaré Vázquez.

Este se comprometió a respetar la Ley de Caducidad, pero dejó fuera de su amparo los casos que esta realmente no amparaba. Así fue que la Justicia tuvo que abandonar su plácida complicidad y ponerse a investigar reabriendo varios procesos. Entre ellos, el que desembocó con estas esperadas prisiones, que ayudan a restañar la conciencia ética de la sociedad uruguaya luego que convalidara, bajo el chantaje de otra dictadura, la Ley de Impunidad. El procesamiento determinado por el juez Roberto Timbal, a pedido de la fiscal Mirta Guianze, es por el delito de homicidio muy especialmente agravado. Blanco fue detenido en su residencia en la tarde noche de ayer. Bordaberry fue detenido y ambos están en Cárcel Central.

Este duro golpe a la impunidad refuerza el avance de la conciencia colectiva de que no se puede dar vuelta la página sin justicia. Es por ello que hay sectores políticos y sociales que ya trabajan p or la anulación lisa y llana de la norma, que es ilegal desde su propia gestación.

La anulación permitiría la reapertura de todos los casos que los gobiernos sucesivos incluyeron bajo su amparo. El martes en el Palacio Legislativo se conformará la Coordinadora Nacional por la Nulidad de la Ley de Caducidad, para la cual derogar la norma “es un imperativo histórico, moral y jurídico, que debe estar por encima de coyunturas políticas”. _____________________________________________________________


Firmas: 0

Foro

Fecha Nombre Mensaje