Plataforma Argentina contra la Impunidad
Justicia

Detienen al dictador Reynaldo Bignone

Sábado 10 de marzo de 2007.

Un juez argentino ha ordenado la detención del dictador Reynaldo Bignone, último presidente de la Dictadura militar de Argentina (1976 -1983), en el marco de una causa por violaciones a los derechos humanos.

Bignone, procesado como presunto responsable de secuestros ilegales y homicidios durante la dictadura, ha ingresado preso en el Instituto Penal de las Fuerzas Armadas en Campo de Mayo, el mismo sitio donde funcionó el centro clandestino en el que se cometieron violaciones a los derechos humanos que ahora se le imputan, recuerda en su edición de hoy el periódico argentino Página/12 que ha recogido la noticia con estos incisivos titulares: “A Campo de Mayo para que ejercite la memoria” y “Siempre se vuelve al lugar del crimen”.

Bignone presidió el Gobierno de Argentina entre 1982 y 1983, en los compases finales de una Dictadura militar conocmicionada por la reciente derrota en la guerra de Malvinas. Bignone encauzó la transición hasta las elecciones democráticas de octubre de 1983. Medios argentinos le acusan de encargarse de “borrar” las pruebas de la represión.

Entre otros casos, la causa que instruye el juez argentino Suárez Araujo investiga la apropiación de Matilde Lanuscou, de seis meses de edad, y el homicidio de sus padres y sus dos hermanos, de 4 y 6 años, en septiembre de 1976 por parte de un grupo de tareas del Ejército; la muerte por empalamiento de un joven de 14 años cuyo cadáver apareció flotando en el Río de la Plata, y los asesinatos del líder del grupo guerrillero Ejército Revolucionario del Pueblo (ERP), Mario Roberto Santucho, y del ex diputado Diego Muñiz Barretto.

Bignone, de 78 años, estuvo preso durante siete años por una causa de robo de hijos de desaparecidos hasta que en 2005 un tribunal dispuso su excarcelación.El robo y cambio de identidad de hijos de desaparecidos es el único delito que fue excluido de los indultos que beneficiaron a los jefes de las juntas militares, dictados en 1990 por el ex presidente Carlos Menem y anulados en 2005 por el Parlamento argentino.

El periódico Página/12 subraya que Campo de Mayo es el mayor centro de exterminio del país, por donde pasaron unas cuatro mil personas que permanecen desaparecidas y del que casi no hay supervivientes y donde funcionó una maternidad clandestina.


Firmas: 0

Foro

Fecha Nombre Mensaje