Plataforma Argentina contra la Impunidad
Justicia

LA CODICIA DE LOS REPRESORES

EL HIJO DE MASSERA Y EL TIGRE ACOSTA IRAN A JUICIO
Martes 16 de diciembre de 2008.

Eduardo Massera, hijo del represor Emilio Massera, y el ex marino Jorge “Tigre” Acosta irán a juicio oral por apropiación de bienes de desaparecidos. Así lo dispuso el juez federal Sergio Torres en una resolución en la que volvió a equiparar esos robos con delitos de lesa humanidad, cometidos en forma organizada desde el aparato del Estado y con el objetivo de desapoderar y quedarse con inmuebles, dinero y otras pertenencias de las personas secuestradas en la ESMA.

Torres también consideró terminada la etapa de investigación sobre el rol de los marinos Juan Carlos Rolón, Jorge Carlos Rádice, Pablo García Velazco, Alberto Eduardo González y Aldo Maver en la sustracción de bienes. Ya en un fallo del año pasado, el magistrado señaló que en el marco de los crímenes perpetrados por los grupos de tareas de la ESMA, existió un “plan delineado” y ejecutado por una asociación ilícita “para capturar víctimas y desapoderarlas de sus bienes”.

La investigación sobre apropiación de bienes de detenidos desaparecidos es una ramificación de la megacausa sobre las violaciones a los derechos humanos en el centro clandestino de detención de la Armada. Parte de esta pesquisa fue elevada a la etapa de juicio oral en 2007 y ya entonces el juez señalaba que a las víctimas se las “obligaba a suscribir documentos en blanco y/o poderes a efectos de despojarlas”.

Massera (h) y Acosta están implicados en varios casos de desapoderamiento. Uno de ellos es el de Conrado Gómez, secuestrado el 10 de enero de 1977, que fue torturado para que firmara en beneficio de sus captores la cesión de sus propiedades, entre ellas un conjunto de tierras en Chacras de Coria, Mendoza. En los días posteriores también fueron secuestrados sus socios (en la sociedad anónima Cerro Largo) y trasladados a la ESMA. A Gómez se lo obligó a suscribir documentos para facilitar el traspaso de bienes. El día de su detención ilegal le robaron dinero y documentación que había en su caja fuerte. Unos días después, la patota volvió a su vivienda y su oficina y se llevó un piano, sillas e incluso calefones. En Paso de los Libres le robaron veinte caballos pura sangre.

Acosta, Massera (h) y Rádice intentaron frenar meses atrás la elevación a juicio oral de sus imputaciones por robar bienes, pero la Cámara Federal rechazó el planteo al considerar que está plenamente probada su participación en los hechos.

En tribunales estiman que la etapa oral de la megacausa ESMA podría llegar a comenzar en el primer semestre de 2009, con una primera tanda que tendría a buena parte de la patota de la Marina en el banquillo


Firmas: 0

Foro

Fecha Nombre Mensaje