Plataforma Argentina contra la Impunidad
Derechos Humanos

DETECTADOS 10 NUEVOS CASOS DE ESPAÑOLES DESAPARECIDOS EN LA DICTADURA ARGENTINA

La investigación responde a la política de memoria del Gobierno de Buenos Aires
Martes 17 de febrero de 2009.

El director de la Agencia Asturiana de Cooperación al Desarrollo, Rafael Palacios, confirmó ayer en Oviedo 10 nuevos casos de descendientes de asturianos desaparecidos en la última dictadura militar argentina (1976-1983). Se calcula que 700 españoles y descendientes de españoles sufrieron la desaparición forzosa en aquel régimen militar y se presume que la asturiana fue la segunda comunidad española más afectada, después de la gallega. Pero el trabajo de identificación demanda tiempo y recursos, y de momento se ha confirmado con nombre y apellido un total de 26 casos de asturianos.

Los nuevos 10 casos son los de Roberto Horacio Bugatti Ossvald (nieto de asturiana), Marcelo Aníbal Castello Greco (nieto de asturiano), Guillermo Ángel Ercolano Cortina (hijo de asturiana), Hernán Jorge Henríquez Sáez (nieto de asturianos), Cecilia Aurora Minervini (nieta de asturiano), Óscar Miranda Silva (nieto de asturiano), Horacio Vital Pedraza García Guerra (hijo de asturianos), Alberto Armando Pruneda Caputo (nieto de asturianos), Jorge Horacio Santamarina Rey (descendiente de asturianos, sin especificar parentesco) y Carlos José Crespo Rodríguez (nacido en Asturias). Los nueve primeros nombres fueron facilitados por la Secretaría de Derechos Humanos de Argentina, que dirige Eduardo Luis Duhalde, y el restante, por la Asociación de Familiares de Desaparecidos del Estado Español en Argentina.

Para recuperar la identidad de los españoles desaparecidos, la Secretaría de Derechos Humanos de Argentina viene desplegando un trabajo de cooperación con comunidades autónomas de España desde hace tres años. El Gobierno de Néstor Kirchner (2003-2007) y el actual de Cristina Fernández han impulsado las políticas de memoria y castigo al régimen y, para investigar los casos de víctimas españolas, Argentina ha sellado acuerdos con Asturias, País Vasco, Galicia y Cantabria.

Asturias ha destinado 160.000 euros a los proyectos Reconstruyendo Memoria, que busca identificar el nombre de torturados, asesinados o desaparecidos por motivos políticos en la dictadura, y Recuperando Identidad, que investiga el destino de 500 bebés hijos de desaparecidos y nacidos en cautiverio. Además, ha aportado otros 50.000 a un equipo forense argentino que identifica a los fallecidos mediante análisis genéticos.

De momento, el trabajo de cooperación entre Argentina y Asturias se ha centrado en Buenos Aires y próximamente se ampliará a otros distritos de Argentina. Asimismo, Palacios manifestó su intención de investigar también el destino de los españoles desaparecidos en las últimas dictaduras de Chile (1973-1990) y Uruguay (1973-1985).

Palacios anunció que seguirá identificando asturianos desaparecidos en Argentina. Como el colectivo asturiano es el segundo más grande de españoles en este país suramericano, después del gallego, se prevé que haya más de 26 casos entre los 700 de españoles. A su vez, de esos 700, ya fueron identificados con nombres y apellidos casi 600, pero en la mayoría de los casos falta definir la comunidad de origen.

El trabajo de identificación es arduo. Las Madres de Plaza de Mayo y el Servicio Paz y Justicia, que lidera el Nobel de la Paz Adolfo Pérez Esquivel, han denunciado la desaparición de 30.000 personas en la dictadura. La Comisión Nacional sobre Desaparición de Personas, que funcionó sólo durante el primer año de democracia, en el Gobierno de Raúl Alfonsín (1983-1989), documentó casi 9.000 casos a partir de las denuncias recibidas. La Secretaría de Derechos Humanos continúa con esa tarea.

ALEJANDRO REBOSSIO

Fuente: El País-Internacional


Firmas: 0

Foro

Fecha Nombre Mensaje