Plataforma Argentina contra la Impunidad
Justicia

LOS MISMOS GENOCIDAS AL BANQUILLO DE LOS ACUSADOS

Desde el martes 22 de febrero Luciano Menéndez enfrentará un nuevo juicio. Es por el asesinato de cinco militantes montoneros
Sábado 26 de febrero de 2011.

A partir del martes 22 de febrero volverán a reactivarse los juicios por delitos de lesa humanidad en Tucumán.

En este caso, los imputados serán represores conocidos por todos: el listado lo encabeza el genocida Luciano Benjamín Menéndez y Roberto Heriberto El Tuerto Albornoz, uno ex jefe militar y el otro ex jefe de inteligencia de la policía tucumana.

Están acusados de haber sido los responsables de asesinar a un grupo de cinco militantes peronistas dentro de una casa en el Barrio Etcheverría en la capital provincial. El hecho ocurrió el 20 de mayo de 1976, cerca del mediodía, según la reconstrucción realizada por el fiscal federal Emilio Ferrer.

Según consta en el expediente los hechos fueron contundentes y se desprende de qué manera, tanto el Ejército como la policía provincial se manejaban con total libertad para disparar contra civiles desarmados.

El operativo fue llevado a cabo por personal perteneciente a la Vº Brigada de Infantería del Ejército conjuntamente con fuerzas pertenecientes a la Policía de Tucumán. El fiscal Ferrer entendió que “del homicidio, con alevosía, con el concurso de más de dos personas todas pertenecientes a las fuerzas de seguridad, quienes en ocasión de un operativo de emboscada asesinaron a María Alejandra Niklison, Fernando Saavedra Lamas, (alias) Pepo; Juan Carlos Meneses (alias) Miguel Angel González Cano; Atilio Brandsen y Eduardo González Paz, (alias) Tomás o Martín; todos ellos militantes políticos integrantes de la organización Montoneros, quienes se encontraban reunidos en la finca señalada”, resaltó la investigación.

Lo que quedó demostrado por los testimonios recogidos por los funcionarios judiciales es que las fuerzas conjuntas del Ejército y de la policía provincial, tomaron por asalto la casa, previamente lanzaron explosivos, ingresaron a la vivienda, simulando un enfrentamiento asesinaron a todos los moradores, por disparos de arma de fuego. Uno de los ocupantes logró salir de la casa huyendo, pero es asesinado por los mismos agresores cerca de la iglesia cercana, luego fue identificado como Fernando Saavedra Lamas. Frente del domicilio allanado había camiones del Ejército, vehículos policiales, gran cantidad de efectivos de ambas fuerzas, y muchos vecinos del lugar.

Lo que se determinó luego de las pericias y las indagatorias, es que los cuerpos sin vida de las víctimas fueron llevados a la Jefatura de la Policía de Tucumán, y de allí cuatro de ellos (tres hombres y una mujer) fueron inhumados en fosas comunes en el Cementerio del Norte, ubicado a pocas cuadras del centro clandestino de detención.

Asimismo se le imputa, al represor Menéndez y a Albornoz, de haber integrado en calidad de autores penalmente responsables la asociación ilícita que actuando desde la estructura estatal tenía por objetivo perpetrar múltiples delitos como privaciones ilegítimas de la libertad, “ejecuciones sumarias, torturas, secuestros extorsivos, robos, robos de automotores, daños materiales, lesiones, sustracción y apropiación de menores, adulteración de sus identidades, en perjuicio de grupo de personas perfectamente identificados. Todo ello como parte del accionar criminal del terrorismo de Estado implementado en nuestro país y, en especial, en esta provincia de Tucumán, desde fines de 1974 hasta 1983”. Otros dos genocidas habían sido señalados como responsables de los hechos, pero Mario Albino Zimmerman y Alberto Luis Cattaneo ya están rindiendo cuentas en el más allá. Murieron en 2010, sin condena alguna.

Desde el martes próximo deberán declarar treinta testigos frente al Tribunal Oral en lo Criminal de Tucumán. Entre ellos se destaca parte de la familia Romero y Niklison, ex legisladores provinciales, miembros del equipo de Antropología Forense, al ex gobernador de la provincia de Buenos Aires, Carlos Ruckauf, quien deberá presentarse el último día de las testimoniales en Tucumán, como así también el historiador y justificador de genocidas Nicolás Márquez.

Fuente: Miradas al Sur


Firmas: 0

Foro

Fecha Nombre Mensaje