Plataforma Argentina contra la Impunidad
Derechos Humanos
Justicia

TUCUMÁN: POZO DE VARGAS, IDENTIFICARON LOS RESTOS DE SECUESTRADOS/DESAPARECIDOS

El Juzgado Federal Nº 2 informó que el Equipo de Antropología Forense identificó los restos óseos, del senador Dardo Molina, de Lisandro Díaz, el último secretario general de la Textil Escalada; de Domingo Díaz, integrante de la comisión directiva de esa fábrica, y de Miguel Zurita, estudiante de Arquitectura, de Santiago del Estero, fueron identificados entre las muestras obtenidas en el Pozo de Vargas.
Martes 25 de febrero de 2014.

El Juzgado Federal Nº 2 ,a cargo del Daniel Bejas ( por licencia del Poviña) notificó a Josefina Molina que el Equipo Argentino de Antropología Forense (EAAF), dentro del marco de los autos caratulados “ Romero Enrique Fernando s/denuncia” Expte. 140/02, identificó los restos del senador Dardo Molina, según los resultados genéticos alcanzados por el laboratorio genético del EAAF - Iniciativa Latinoamericana para la Identificación de Desaparecidos (ILID) en relación a las muestras Oseas pertenecientes al conjunto de restos óseos exhumados por el equipo Colectivo de Antropología Memoria e Identidad de Tucumán (CAMIT) del Pozo de Vargas. Según comentó su hija, Josefina el perfil se obtuvo de la muestra ósea, correspondiente a un canino inferior derecho, un primer premolar inferior izquierdo y una muestra de cubito izquierdo.

Ante estos resultados se confirmó que en el Pozo de Vargas fue arrojado el cuerpo del doctor Dardo Molina durante el terrorismo de estado.-

Dardo Francisco Molina, nació el 24 de Agosto de 1919 en la localidad simoqueña de Pampa Mayo, Provincia de Tucumán.-

Cursó sus Estudios Primarios en la Escuela Josefa Díaz de la ciudad de Simoca y los secundarios en el Colegio Salesianos de la ciudad de San Miguel de Tucumán para concluir su Bachillerato en el Colegio Sagrado Corazón, egresando con Medalla de Oro al mejor Alumno.-

Cursó sus estudios universitarios en la Facultad de Derecho y Ciencias Sociales de la Universidad Nacional de Tucumán obteniendo el título de Procurador, Escribano y Abogado.

En 1953 contrajo matrimonio con Josefina del Rosario Chazarreta, hija del Patriarca del Folklore, don Andrés Chazarreta.

Fue elegido diputado provincial por el IIº Distrito del Departamento de Monteros (actual departamento de Simoca) en el periodo 1950/1951.

En el año 1955 ejerció el cargo de Secretario General de la UNT durante el Rectorado de don Pedro Heredia, siendo designado además Decano Interventor en la Facultad de Derecho y Ciencias Sociales de la UNT.

A nivel partidario se desempeñó como Secretario General del Consejo Directivo del Partido Justicialista y del FREJULI en la Presidencia de don Amado Juri a partir de 1972.

En el periodo Constitucional de 1973/1976 fue elegido Senador provincial por la Sección Electoral II siendo consagrado por unanimidad Presidente del Senado y Vicegobernador de la Provincia de Tucumán.

En tal carácter y como único representante del Pueblo y Gobierno de Tucumán integro la Comitiva que trajo de España en su retorno definitivo al país, al General Juan Domingo Perón en el mes de Junio de 1973.

Desde su actividad parlamentaria entre los numerosos y diversos Proyectos presentados se destacan los siguientes: Proyecto de Ley para la construcción del Hospital de Simoca. Creación del Instituto de Protección al Menor y a Anciano; Sustanciales Modificaciones al Código Procesal Penal de la Provincia y Carta Orgánica de los Tribunales; como proyectos de Declaración propicio la creación de la Escuela de Capacitación Técnica de Simoca y una Sucursal del Banco de la Nación Argentina, como asimismo innumerables obras de alumbrado, Electrificación Pavimentación en localidades de la zona de Simoca.

Poseedor de un singular carisma y activo defensor de los principios de justicia social y de los intereses de su pueblo, fue un constante propulsor de la Actividad Cultural y Deportiva de su Simoca natal.-

En la última Dictadura Militar fue secuestrado el 15 de Diciembre de 1976 sin que hasta la fecha se haya conocido sobre su destino, engrosando la lista de los 30.000 detenidos desaparecidos.

“Hoy se puede decir que cierra el circuito por donde él estuvo.- Primero en Jefatura de policía, donde ya fuera visto en mal estado, en la Brigada de Investigaciones, trasladado luego a el ex Centro Clandestino de Detención Arsenal Miguel de Azcuénaga de donde, según testimonios, lo sacaron en calidad de bulto, para ser arrojado en el Pozo de Vargas”, dijo Josefina Molina conmocionada.

“Hoy reafirmo mi compromiso para lograr continuidad y finalización de ésta Investigación”, expresó.

Los restos de Lisandro Díaz, el último secretario general de la Textil Escalada; de Domingo Díaz, integrante de la comisión directiva de esa fábrica, y de Miguel Zurita, estudiante de Arquitectura, de Santiago del Estero, fueron identificados entre las muestras obtenidas en el Pozo de Vargas (Francisco de Aguirre al 4.500) la fosa común que funcionó durante la dictadura, donde ya fueron identificados los restos del senador Guillermo Vargas Aignasse y del vicegobernador Dardo Molina, entre otros. Zurita era un estudiante de Arquitectura oriundo de Santiago del Estero, desaparecido en Tucumán. Sus familiares viajaron desde la vecina provincia para recibir la notificación del juez Daniel Bejas.

Mabel Monteros, presidenta de la Asociación Madres de Plaza de Mayo Línea Fundadora, en Tucumán, confirmó que recibieron de parte de la Justicia Federal la notificación de que se encontraron restos fragmentados que, de acuerdo con las pruebas que llevó a cabo el Equipo Argentino de Antropología Forense (EAAF), son compatibles con los dirigentes gremiales.

Lisandro y Domingo Díaz fueron secuestrados en Los Ralos, en octubre de 1976, junto con varias personas más. El primero tenía 33 años y Domingo 28. Se cree que fueron alojados en el Arsenal Miguel de Azcuénaga. Ambos figuran en la lista que proporcionó Juan Carlos Clemente, con la marca "DF", que indica que habían fallecido.

La Textil Escalada es una fábrica que se abrió en Los Ralos, luego del cierre de 11 ingenios en Tucumán, a mediados de 1966, por gestiones de los dirigentes azucareros Atilio Santillán y Benito Romano. Se cerró durante un tiempo y se reabrió en 1973, para cerrar definitivamente en 1978, durante la dictadura.

Según explicó a este diario el militante peronista Oscar Holmquist, oriundo de Los Ralos y compañero de Lisandro y Domingo. “Eran hijos de la lucha en Los Ralos”, indicó. “Eran parte de la Juventud de Trabajadores Peronistas, Lisandro era parte de la mesa provincial, un compañero brillante, ávido de lectura, solidario, un líder”, contó.

A su vez refirió que por entonces a Domingo le decían “Minguila”, “al igual que Lisandro eran parte de una generación combativa, hijos de trabajadores del ingenio.

Holmquist precisó que eran “militantes muy formados, con asistencia en congresos nacionales. Tenían una fuerte presencia en la universidad, donde los recibían muy bien. Su muerte fue un golpe durísimo a la dirigencia sindical”.

Por último informó que la familia Díaz nunca bajó los brazos en la búsqueda de la verdad y justicia. Incluso sus hermanas estuvieron presentes todos los días durante las audiencias de la Megacausa.

Un árbol homenajeará a Dardo Molina

El pasado jueves la justicia confirmó la identificación de los restos del senador desaparecido Dardo Molina, quien también fuera vicegobernador de Tucumán, hasta que lo secuestraron en diciembre de 1976 “El Pozo de Vargas debe dejar de ser un pozo oscuro. De ese Pozo emana la luz de nuestros desaparecidos. Ahora fehacientemente sabemos que el doctor Dardo Molina está allí”, comentó su hija Josefina Molina.

Hoy, a las 16.30, su familia va a colocar un árbol en el predio ubicado en Francisco de Aguirre al 4.500. “Deseamos compartir este momento con todos los que lo conocieron y los que no y aun así aportan día a día un granito en esta búsqueda”, dijo desde su cuenta de facebook.

Hallazgos que confirman el circuito represivo

El Equipo Argentino de Antropología Forense (EAAF) - Iniciativa Latinoamericana para la Identificación de Desaparecidos (ILID) y el equipo Colectivo de Antropología Memoria e Identidad de Tucumán (CAMIT) realizan aportan las evidencias del genocidio perpetrado en Tucumán.

Los juicios que se vienen desarrollando en Tucumán desentrañaron que hubo un plan sistemático de exterminio, con el objeto de imponer un sistema político económico que desbastó a la sociedad de forma perversa.

Según los testimonios en Tucumán el circuito de exterminio de los Centros Clandestinos de Detención (CCD) tenían una característica particular. Fueron varios pero el desenlace siempre era el mismo. El aparato represivo secuestraba y alojaba a los detenidos desaparecidos en lugares como la Jefatura de Policía, Escuelita de Famaillá, comisaría de Monteros, Escuela de Educación Física, entro otros lugares, sin embargo, los asesinatos se perpetuaban, en su mayoría, en el ex Arsenal Miguel de Azcuénaga y muchos de esos cuerpos se arrojaban a una fosa común, denominada Pozo de Vargas.

Fuente: Tucumán. Hoy


Firmas: 0

Foro

Fecha Nombre Mensaje