Plataforma Argentina contra la Impunidad

EL COMITÉ POR LA LIBERTAD DE MILAGRO SALA RECLAMÓ EL FIN DE LA PERSECUCIÓN Y RESPONSABILIZÓ A MAURICIO MARI Y GERARDO MORALES

“Pretenden arrasar con las organizaciones populares”
Lunes 18 de julio de 2016.

Milagro Sala está presa con el aval de los gobiernos de Jujuy y de Nación “porque le tienen miedo a la organización popular”, destacó el dirigente social Alejandro “Pitu” Salvatierra. “Nos hubiera gustado tener muchas Milagro acá para que las villas de Buenos Aires sean distintas”, señaló tras criticar el incumplimiento de las leyes de urbanización de los gobiernos de Mauricio Macri y Horacio Rodríguez Larreta. “No nos dejemos vencer, luchemos por la libertad de Milagro, que es la libertad de todos”, destacó Lita Boitano, de Familiares de Desaparecidos y Detenidos por Razones Políticas, en el panel de cierre del plenario organizado por el Comité por la libertad de Milagro Sala en la Facultad de Ciencias Sociales de la UBA. Horacio Verbitsky repasó los fundamentos de la persecución a Sala, que Gerardo Morales documentó en 2009, y celebró la presencia de “más de 500 personas de todo el país militando esta causa como el símbolo de una lucha más basta por los derechos perdidos por el pueblo argentino en estos meses”.

“Hoy la militancia parece ser un delito cuando la condición mas noble del ser humano es ser militante, que es dejar de mirarse el ombligo y pasar a mirar la necesidad ajena”, arrancó Salvatierra. Destacó que la dirigente de la Tupac está presa porque los gobernantes temen “a lo que pueden generar personas como Milagro Sala en libertad”. “Llena de indignación que la compañera esté presa por darle dignidad a quienes no la tuvieron nunca y siempre miraron desde afuera”, admitió, y propuso “convertir la bronca en acción”. “No hay futuro si no logramos terminar con la persecución política”, advirtió. Salvatierra explicó que “los gobiernos liberales o de derecha se paran en la legalidad cuando les conviene”. Citó como ejemplo las causas iniciadas por la ocupación del Parque Indoamericano. “En aquel momento se pararon en la legalidad porque era un espacio público. Ahí está el Parque Indoamericano ahora, lleno de basura”, criticó al gobierno porteño. “Tampoco se paran en la legalidad cuando tienen que cumplir las leyes de urbanización de la villa 20, la villa 31, la 21-24, la 1-11-14”, marcó el contraste, y denunció que “durante diez años los gobiernos (del PRO) no han dado un solo paso en materia de urbanización”. “Vamos a estar siempre al lado de compañeras como Milagro Sala, que nos inspira y nos llena de esperanzas”, concluyó.

Graciela Daleo, ex militante montonera y sobreviviente de la ESMA, arrancó con una cita sobre corruptos presos, sinceramiento de la economía y recuperación del crédito externo. “No es de Prat Gay sino un documento que la Fuerza Aérea con pluma de Mariano Grondona presentó a la junta en 1978”, informó, y aclaró que la leyó “para que pensemos dónde se entroncan las políticas de hoy”. Represión, despidos, “impunidad para el arco gobernante y atentados” son “políticas constitutivas del gobierno amarillo”, advirtió. “Jujuy es el escenario de un ensayo de laboratorio que tal vez intenten generalizar”, planteó. Destacó que las violaciones de derechos humanos con un rol central del Poder Judicial “no son casualidades sino acciones planificadas, sistemáticas, por ahora centradas en quienes pertenecen a organizaciones políticas y quienes los defienden”. “El gobierno de Morales y Macri pretende hacer tierra arrasada con la Tupac y todas las organizaciones populares, llenar las cárceles de presos políticos, perseguir militantes, extorsionar a cooperativistas para convertirlos en delatores. Pero la Tupac existe y resiste, y la memoria de solidaridad con tantas luchas convocará solidaridades y nos animará a otras luchas aún en momentos de desánimo. Este encuentro es prueba de eso”.

Lita Boitano recordó su transformación de ama de casa en militante de Familiares tras la desaparición de sus hijos, el trabajo con los “más de diez mil presos políticos”, y se emocionó al intentar explicar “lo que significa Milagro”. “No quiero volver a sentir miedo”, confesó al borde del llanto. “Por eso les pido que hablen, expliquen la historia, no para tener miedo sino para seguir la lucha”, agregó. Boitano recordó la imagen de Sala al frente de miles de militantes cuando arrancó el primer juicio de lesa humanidad en Jujuy, contó sobre las cooperativas, jardines y escuelas que vio, y manifestó su preocupación por las detenciones de una docena de miembros de esa organización. “Tenemos que luchar mucho para que puedan salir en libertad”, planteó. “Que le armen siete causas es realmente insoportable” dijo, y pidió “estar juntos”. “No nos dejemos vencer, luchemos por la libertad de Milagro, que es la libertad de todos”, concluyó. Toda la sala se puso de pie para aplaudirla.

Verbitsky acudió a “las palabras de quien la persigue, el contador Morales”, y repasó los fundamentos de un proyecto de 2009 del entonces senador radical donde resumió las causas de la persecución. En ese documento, Morales decía que la organización “echa mano a disímiles recursos y estrategias” y “siendo miembro de una central sindical no se subordina a su liderazgo”, es decir que no era fácil de controlar; que para conseguir “recursos de distintos planes asistenciales” recurría a la protesta y “nunca participaba en consejos consultivos ni espacios formales de solicitud”. “Es decir que formaba parte del movimiento de resistencia a las políticas de ajuste”, tradujo Verbitsky, y recordó que Morales era funcionario del gobierno que redujo en un 13 por ciento los ingresos de estatales y jubilados. Morales escribió también que a partir de 2003, cuando el gobierno de Néstor Kirchner comenzó a transferirle recursos para construir viviendas en cooperativas, la organización “tiene una forma de trabajo que les deja un excedente luego de realizar las obras que le encomiendan”. “Es una alusión apenas velada a la construcción de parques acuáticos, escuelas y centros de rehabilitación para personas discapacitadas que escandalizan a las clases dominantes jujeñas. ¿Dónde se ha visto que los negros se den esos lujos?”, ironizó. Luego repasó las palabras de Morales sobre las distintas formas de acción de la Tupac para enfrentar la especulación inmobiliaria amparada por distintos gobiernos y destacó que Morales y Macri “han venido a cobrarse esas viejas cuentas”.

“Estamos en manos de gobiernos tan inhumanos como inútiles porque aplican políticas ya no neoliberales sino retro-liberales, por retrógradas, porque no tuvieron éxito en ningún lugar y en ningún momento de la historia. Por eso recurren a al persecución política y judicial”, señaló el diputado Andrés Larroque, quien se sumó brevemente al panel de cierre del plenario en la UBA después de estrecharse en un abrazo con Alejandro Salvatierra. El dirigente de La Cámpora admitió que desde los gobiernos kirchneristas “pudimos haber cometido errores, porque siempre el que quiere hacer se equivoca”, pero consideró que “es mucho más sano el error de quien quiere realizar el destino del pueblo que el de quienes vienen a negarle a las mayorías la posibilidad de tener una mínima dignidad para vivir”. “Nosotros intentamos construir una sociedad mejor, ellos tienen claro que quieren una sociedad peor, es la diferencia insoslayable que nos separa”, sostuvo ante el medio millar de militantes que participaron del plenario organizado por el Comité para la Liberación de Milagro Sala.

Fuente: Página 12

Documento adjunto del Milagro Sala está presa con el aval de los gobiernos de Jujuy y de Nación “porque le tienen miedo a la organización popular”, destacó el dirigente social Alejandro “Pitu” Salvatierra. “Nos hubiera gustado tener muchas Milagro acá para que las villas de Buenos Aires sean distintas”, señaló tras criticar el incumplimiento de las leyes de urbanización de los gobiernos de Mauricio Macri y Horacio Rodríguez Larreta. “No nos dejemos vencer, luchemos por la libertad de Milagro, que es la libertad de todos”, destacó Lita Boitano, de Familiares de Desaparecidos y Detenidos por Razones Políticas, en el panel de cierre del plenario organizado por el Comité por la libertad de Milagro Sala en la Facultad de Ciencias Sociales de la UBA. Horacio Verbitsky repasó los fundamentos de la persecución a Sala, que Gerardo Morales documentó en 2009, y celebró la presencia de “más de 500 personas de todo el país militando esta causa como el símbolo de una lucha más basta por los derechos perdidos por el pueblo argentino en estos meses”.

“Hoy la militancia parece ser un delito cuando la condición mas noble del ser humano es ser militante, que es dejar de mirarse el ombligo y pasar a mirar la necesidad ajena”, arrancó Salvatierra. Destacó que la dirigente de la Tupac está presa porque los gobernantes temen “a lo que pueden generar personas como Milagro Sala en libertad”. “Llena de indignación que la compañera esté presa por darle dignidad a quienes no la tuvieron nunca y siempre miraron desde afuera”, admitió, y propuso “convertir la bronca en acción”. “No hay futuro si no logramos terminar con la persecución política”, advirtió. Salvatierra explicó que “los gobiernos liberales o de derecha se paran en la legalidad cuando les conviene”. Citó como ejemplo las causas iniciadas por la ocupación del Parque Indoamericano. “En aquel momento se pararon en la legalidad porque era un espacio público. Ahí está el Parque Indoamericano ahora, lleno de basura”, criticó al gobierno porteño. “Tampoco se paran en la legalidad cuando tienen que cumplir las leyes de urbanización de la villa 20, la villa 31, la 21-24, la 1-11-14”, marcó el contraste, y denunció que “durante diez años los gobiernos (del PRO) no han dado un solo paso en materia de urbanización”. “Vamos a estar siempre al lado de compañeras como Milagro Sala, que nos inspira y nos llena de esperanzas”, concluyó.

Graciela Daleo, ex militante montonera y sobreviviente de la ESMA, arrancó con una cita sobre corruptos presos, sinceramiento de la economía y recuperación del crédito externo. “No es de Prat Gay sino un documento que la Fuerza Aérea con pluma de Mariano Grondona presentó a la junta en 1978”, informó, y aclaró que la leyó “para que pensemos dónde se entroncan las políticas de hoy”. Represión, despidos, “impunidad para el arco gobernante y atentados” son “políticas constitutivas del gobierno amarillo”, advirtió. “Jujuy es el escenario de un ensayo de laboratorio que tal vez intenten generalizar”, planteó. Destacó que las violaciones de derechos humanos con un rol central del Poder Judicial “no son casualidades sino acciones planificadas, sistemáticas, por ahora centradas en quienes pertenecen a organizaciones políticas y quienes los defienden”. “El gobierno de Morales y Macri pretende hacer tierra arrasada con la Tupac y todas las organizaciones populares, llenar las cárceles de presos políticos, perseguir militantes, extorsionar a cooperativistas para convertirlos en delatores. Pero la Tupac existe y resiste, y la memoria de solidaridad con tantas luchas convocará solidaridades y nos animará a otras luchas aún en momentos de desánimo. Este encuentro es prueba de eso”.

Lita Boitano recordó su transformación de ama de casa en militante de Familiares tras la desaparición de sus hijos, el trabajo con los “más de diez mil presos políticos”, y se emocionó al intentar explicar “lo que significa Milagro”. “No quiero volver a sentir miedo”, confesó al borde del llanto. “Por eso les pido que hablen, expliquen la historia, no para tener miedo sino para seguir la lucha”, agregó. Boitano recordó la imagen de Sala al frente de miles de militantes cuando arrancó el primer juicio de lesa humanidad en Jujuy, contó sobre las cooperativas, jardines y escuelas que vio, y manifestó su preocupación por las detenciones de una docena de miembros de esa organización. “Tenemos que luchar mucho para que puedan salir en libertad”, planteó. “Que le armen siete causas es realmente insoportable” dijo, y pidió “estar juntos”. “No nos dejemos vencer, luchemos por la libertad de Milagro, que es la libertad de todos”, concluyó. Toda la sala se puso de pie para aplaudirla.

Verbitsky acudió a “las palabras de quien la persigue, el contador Morales”, y repasó los fundamentos de un proyecto de 2009 del entonces senador radical donde resumió las causas de la persecución. En ese documento, Morales decía que la organización “echa mano a disímiles recursos y estrategias” y “siendo miembro de una central sindical no se subordina a su liderazgo”, es decir que no era fácil de controlar; que para conseguir “recursos de distintos planes asistenciales” recurría a la protesta y “nunca participaba en consejos consultivos ni espacios formales de solicitud”. “Es decir que formaba parte del movimiento de resistencia a las políticas de ajuste”, tradujo Verbitsky, y recordó que Morales era funcionario del gobierno que redujo en un 13 por ciento los ingresos de estatales y jubilados. Morales escribió también que a partir de 2003, cuando el gobierno de Néstor Kirchner comenzó a transferirle recursos para construir viviendas en cooperativas, la organización “tiene una forma de trabajo que les deja un excedente luego de realizar las obras que le encomiendan”. “Es una alusión apenas velada a la construcción de parques acuáticos, escuelas y centros de rehabilitación para personas discapacitadas que escandalizan a las clases dominantes jujeñas. ¿Dónde se ha visto que los negros se den esos lujos?”, ironizó. Luego repasó las palabras de Morales sobre las distintas formas de acción de la Tupac para enfrentar la especulación inmobiliaria amparada por distintos gobiernos y destacó que Morales y Macri “han venido a cobrarse esas viejas cuentas”.

“Estamos en manos de gobiernos tan inhumanos como inútiles porque aplican políticas ya no neoliberales sino retro-liberales, por retrógradas, porque no tuvieron éxito en ningún lugar y en ningún momento de la historia. Por eso recurren a al persecución política y judicial”, señaló el diputado Andrés Larroque, quien se sumó brevemente al panel de cierre del plenario en la UBA después de estrecharse en un abrazo con Alejandro Salvatierra. El dirigente de La Cámpora admitió que desde los gobiernos kirchneristas “pudimos haber cometido errores, porque siempre el que quiere hacer se equivoca”, pero consideró que “es mucho más sano el error de quien quiere realizar el destino del pueblo que el de quienes vienen a negarle a las mayorías la posibilidad de tener una mínima dignidad para vivir”. “Nosotros intentamos construir una sociedad mejor, ellos tienen claro que quieren una sociedad peor, es la diferencia insoslayable que nos separa”, sostuvo ante el medio millar de militantes que participaron del plenario organizado por el Comité para la Liberación de Milagro Sala.

Fuente: Página 12

Documento Adjunto Foro:

Jujuy: Memoria y Presente de la Noche del Apagón a Milagro Sala encarcelada. De Blaquier a Gerardo Morales. 40 años del Golpe Cívico militar

IMÁGENES DE LAS ACTIVIDADES DE LAS COOPERATIVAS TUPAC AMARU

Portafolio

MIlagro Sala y compañeras CEB fabrica textil TA Fábrica de bloques y adoquines Taller mecanico TA colegio-tupac-amaru-en-riesgo—jpg_604x0

Documentos adjuntos


Firmas: 0

Foro

Fecha Nombre Mensaje